Metodología

Metodología


Sería muy complicado -y muy largo- de hacer un tratado sobre la metodología seguida en cada una de nuestras clases y tampoco pretende ser el objetivo de este apartado, solo intentaremos transmitir en términos generales nuestra forma de trabajar, respondiendo a las típicas preguntas que se nos pueden plantear:

 

¿Cómo se estructura una clase?

La estructura de una clase es casi idéntica a la de cualquier sesión deportiva, es decir, tendrá como parte importante los calentamientos (general y específico) ejercicios lúdicos, parte principal de la sesión (objetivos a trabajar) y vuelta a la calma.

Pero habría que añadir ejercicios de concentración:

  • Al Principio de la clase: Nos hace meternos de lleno en la clase, olvidándonos de lo que ocurre fuera de ella (problemas personales, laborales,etc)
  • Al Final de la clase: Una vez acabado los ejercicios de vuelta a la calma, hay que volver a concentrarse para dejar el trabajo físico de la Escuela de Karate y volver a la rutina diaria.

¿Cómo se desarrolla una clase?

Está prácticamente explicado en el apartado anterior, pero todo esto no se podría llevar a cabo sin el ambiente correcto que exige nuestra disciplina. Es muy importante para el alumno conceptos como: RECTITUD, AUTODISCIPLINA, CONFIANZA, SEGURIDAD, etc. Valores que irá adquiriendo mediante la práctica y el ejemplo de Profesores y compañeros.

¿Cómo se gestiona en la clase los alumnos de diferentes niveles?

El Maestro, Profesor o Instructor es una persona que ha pasado por ese proceso de aprendizaje antes que sus alumnos. Un Maestro con buena metodología sabe que una técnica o acción tiene diferentes lecturas dependiendo del tiempo de práctica del alumno, esto quiere decir, que un movimiento técnico determinado tiene distintas formas de realización (desde básica hasta la más compleja) siendo este proceso el que debe valorar el Maestro.

Otra forma muy utilizada, es variar el trabajo que se practica para cada grupo o nivel dentro de la misma clase, unos trabajan técnicas más simples, siendo complejas para los alumnos más antiguos.

¿Cuál es la diferencia entre las clases de adultos e infantil?

La principal diferencia son las inquietudes propias de la edad y la carga de trabajo de las sesiones. Mientras que para un adulto (para el cual se entiende que tiene conceptos físicos ya adquiridos) se trabaja técnica específica de Karate un 75% de la clase, para infantil ocupamos ese tiempo con varios aspectos, psicomotricidad, lateralidad, conocimiento espacial, disciplina y evidentemente, Técnica de Karate. El otro 25% se dedica a los calentamientos y estiramientos.

Sí nos gustaría añadir que todo esto se hace dentro de un marco ameno y entretenido que favorezca la motivación y la recepción de conocimientos por parte de los alumnos.

¿Qué se busca en el alumno?

Realmente es el propio alumno el que se busca, nosotros simplemente le damos una vía, una herramienta con la que poder realizarse o encontrarse.

¿Cuándo son los exámenes?

Hacemos entre dos y tres convocatorias de exámenes anuales hasta el grado de Marrón, pero habría que decir que cada alumno se examina un máximo de dos veces al año hasta el grado verde/azul, y una vez al año a partir de azul.

La Federación Andaluza de Karate convoca cuatro exámenes anuales para la obtención del Cinturón Negro.

¿Cómo se mide el conocimiento de los alumnos?

En Zanshin nunca hacemos comparativas entre los alumnos, la obtención de los cinturones (los cuales indican el nivel en el que se encuentra) se mide teniendo como referencia el progreso individual de cada uno con respecto a sí mismo.

¿Cómo se crea una clase más amena y que no se convierta en una rutina diaria?

Dado al amplio programa de conocimientos que tiene el Karate, es muy difícil que se caiga en la rutina, de todos modos (sobre todo en Infantiles) tratamos de que sean variadas, que el ambiente sea divertido (sin perder el control sobre el grupo), así como de estar al día en gustos e inquietudes propias de cada edad.

Con esta metodología de trabajo hacemos que el trato con el alumnado sea más cercano.

¿Todos los alumnos deben avanzar al mismo ritmo o cada uno puede ir a su ritmo sin afectar al resto?

La Enseñanza del Karate busca como finalidad principal la superación sobre uno mismo y el crecimiento personal. Por ello, puede encontrarse la situación en la cual haya en un mismo grupo alumnos de diferentes niveles. Para otra actividad esto podría suponer un problema, no siendo así para el Karate, ya que el instructor sabrá darle y exigirle a cada alumno lo que corresponda dependiendo del momento de práctica en el que se encuentre.

De todas formas, en nuestra escuela tenemos amplios horarios, logrando grupos bastantes homogéneos.


Posiblemente nos hayamos dejado algo en el tintero, si es así, puede ponerse en contacto con nosotros en “este enlace” y preguntarnos sus dudas.